INICIO Recursos escritos

Semáforo de las emociones

Hoy os traemos un recurso, quizás muchos de vosotros lo lleváis a cabo en las aulas de Educación Infantil, primaria y por qué no secundaria.

Pero ¿qué es y para qué sirve el semáforo de las emociones?

Es una herramienta muy útil para practicar el autocontrol, en situaciones de rabietas y frustración, esto se realiza a través de las diferentes imágenes que representa el semáforo.

Cuando estamos en rojo, es porque estamos muy alterados, es justo en este momento cuando tenemos que parar, respirar y aprender a relajarnos, hay diferentes estrategias que se pueden utilizar para aprender a relajarnos, en posteriores post hablaremos de ellas.

Cuando estamos en amarillo, ya nos estamos calmando, en este momento podemos comenzar a reflexionar, pensar en cómo poder resolverlo. Cuando ya se ha trabajado esto, el niño será capaz de hacerlo por sí solo e incluso poder crear el plan para resolver el conflicto, o preguntarse qué podría haber hecho para que la situación fuese diferente. Esto ayuda para que el niño se pueda poner en situaciones futuras y actuar de forma distinta a como ha actuado.

Una vez llegamos al verde podemos decir que ya nos hemos relajado, y podemos pasar a la acción tras haber reflexionado.

Debemos de remarcar que en todo este proceso el niño y la niña han de poder y deben expresar sus emociones, que no es sencillo, pero debemos ayudarles a hacerlo.

Trabajar en el aula a través de la inteligencia emocional será otro de los temas que trataremos más adelante.

A continuación os dejamos una plantilla del semáforo de las emociones, esperamos que os guste y que lo disfruteis. No olvides dejarnos un comentario si te ha gustado.

También puede gustarte...